viernes, diciembre 9, 2022

Empresas de servicios públicos en Japón firmarán acuerdos de GNL con Sakhalin-2

Algunas empresas de electricidad y gas en Japón están listas para firmar pronto nuevos contratos de suministro de gas natural licuado (GNL) con el nuevo operador ruso Sakhalin-2.

Según información proporcionada por múltiples fuentes el 18 de agosto, los nuevos contratos ofrecen a las empresas las mismas condiciones que los anteriores en cuanto a precios de energía y montos de suministro.

Un funcionario de una empresa de servicios públicos japonesa dijo que tiene la intención de permanecer en el proyecto bajo su nuevo propietario.

“Comunicaremos nuestra intención de firmar el contrato (al nuevo operador de Sakhalin-2), ya que se acerca la fecha límite”, dijo el funcionario.

A algunos les preocupaba que el nuevo operador pudiera ofrecer condiciones que serían desventajosas para Japón, pero ese parece no ser el caso. Otros se sienten incómodos por el repentino cambio de propiedad y las nuevas ofertas de contratos no han borrado las preocupaciones de que Rusia podría restringir el suministro en algún momento.

Pero si muchas otras empresas de servicios públicos japonesas hacen lo mismo, entonces Japón puede esperar asegurar una cierta cantidad de GNL antes del invierno. Ese suministro es clave para la seguridad energética de Japón, ya que los expertos han advertido sobre una posible escasez de electricidad y gas una vez que el país enciende la calefacción en los meses más fríos.

La empresa energética estatal rusa Gazprom, el gigante petrolero británico Shell y las japonesas Mitsui & Co. y Mitsubishi Corp. tenían participaciones en la empresa que anteriormente operaba el proyecto Sakhalin-2. Sin embargo, el presidente ruso, Vladimir Putin, firmó una orden presidencial a finales de junio instruyendo la transferencia del proyecto a una nueva empresa, que fue establecida el 5 de agosto.

El nuevo operador Sakhalin-2 también ha pedido a las casas comerciales japonesas Mitsui y Mitsubishi que decidan antes del 4 de septiembre si seguirán teniendo participaciones en el proyecto.

Aunque el gobierno ha pedido a Mitsui y Mitsubishi que “consideren activamente” participar en la nueva empresa, todavía tienen que dejar claras sus intenciones.

Según las fuentes, el nuevo operador del proyecto fijó finales de agosto como fecha límite para que las empresas de servicios públicos japonesas firmaran nuevos contratos.

Algunas de estas empresas de servicios públicos japonesas están adoptando un enfoque de esperar y ver si logran un nuevo contrato antes de que Mitsui y Mitsubishi decidan si continúan su participación en el proyecto.

“Nos sentimos incómodos por firmar un contrato con una empresa que solo tiene a Gazprom como accionista”, dijo uno de ellos.

Japón depende de Rusia para alrededor del 10 por ciento del GNL importado al país y la mayor parte proviene de Sakhalin-2.

Si Rusia alguna vez corta el suministro de energía a Japón, los precios de la electricidad y el gas podrían aumentar aún más, ya que las empresas de servicios públicos japonesas tendrían que comprar GNL a precios inflados a través de los mercados a corto plazo.

Más empresas que firmen con el nuevo operador podrían disipar las preocupaciones sobre el suministro de energía a Japón, al menos por el momento.

En julio, Rusia recortó repentinamente el volumen de gas que envía a Alemania a través del gasoducto Nord Stream 1, argumentando que tenía que revisar y mantener la infraestructura. Pero los críticos han acusado a Rusia de castigar a Europa por oponerse a su invasión de Ucrania.

Algunos temen que Rusia pueda hacer algo similar a Japón para desequilibrar al país.

“Aunque nos suministre energía (por Sakhalin-2) por el momento, una vez que llegue el invierno, Rusia podría decir: ‘Cortaremos el suministro. Todavía no podemos descansar tranquilos”, dijo una fuente.

Fuente: Asahi | Por Junichi Miyagawa y Shiki Iwasawa.

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes