sábado, marzo 2, 2024

Kemp: Europa fue extraordinariamente afortunada con el clima invernal

Europa fue doblemente afortunada con el clima este invierno. Todo el hemisferio norte estuvo más cálido de lo normal, pero la mayor anomalía se concentró en la región, lo que ayudó a reducir el consumo y los precios del gas, afirmó John Kemp, analista y columnista de Reuters.

Kemp destacó que las temperaturas en el hemisferio norte fueron +2,02 °C más altas que el promedio a largo plazo (1901-2000) entre octubre y marzo.

Asimismo, según los datos recopilados por los Centros Nacionales de Información Ambiental (NCEI) de EE. UU., e indicados por Kemp, este fue el quinto invierno más cálido registrado para el hemisferio en su conjunto.

Los meses de octubre y enero fueron los más cálidos registrados; Noviembre fue el cuarto más caluroso; y diciembre el octavo más cálido.

De hecho, las temperaturas de Europa estuvieron +2,42 °C por encima del promedio a largo plazo, lo que lo convirtió en el segundo invierno más cálido jamás registrado en la zona.

Chartbook: Temperaturas invernales 2022-2023

Imagen: Temperaturas invernales 2022-2023 John Kemp, Columnista de Reuters. https://fingfx.thomsonreuters.com/gfx/ce/zgpobjxnqvd/NORTHERN%20HEMISPHERE%20TEMPERATURES%20WINTER%202022-23.pdf

Por el contrario a Europa, Kemp dijo que las temperaturas invernales de Asia fueron +2,07 °C más cálidas durante los seis meses en su conjunto y las temperaturas de América del Norte estuvieron solo +1,23 °C por encima del promedio estacional a largo plazo.

En las últimas décadas, las temperaturas han tenido una tendencia al alza en todo el hemisferio, pero el impacto ha sido especialmente pronunciado en toda la masa continental de Eurasia.

Ante la presión sobre los suministros de gas y electricidad tras la invasión rusa de Ucrania, el consumo de gas y electricidad de Europa se vio suprimido en gran parte por el clima cálido, lo que ayudó a estirar los inventarios de gas y evitar la escasez.

Kemp advierte que el año que viene puede que Europa no tenga tanta suerte.

Estadísticamente, la región debe esperar que el próximo invierno sea más frío, lo que significa que probablemente usará más gas con más presión sobre los inventarios y los suministros.

Los responsables políticos, las empresas y los hogares de Europa fueron extraordinariamente afortunados este invierno; eso no debería volverlos complacientes con el invierno 2023/24, concluyó.

Fuente: John Kemp, analista de mercado de Reuters | Columnista de Reuters

GNL GLOBAL

Compartir este Artículo

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes