martes, diciembre 6, 2022

AEMO: Australia necesitará importar GNL a partir de 2024

GNL GLOBAL | Reuters

A menos que se desarrollen más campos de gas y se expandan las tuberías localmente, Australia necesitará importar gas natural licuado (GNL) a partir de 2024 para evitar déficits en los estados ubicado al sur del país, así lo dio a conocer el viernes el operador del mercado energético de ese país.

A pesar de un aumento en el desarrollo de gas comprometido durante el año pasado, se espera que el suministro de gas al sur del país disminuya en más de un 35% en los próximos cinco años, dijo el Operador del Mercado de Energía de Australia (AEMO) en su perspectiva anual de gas.

De acuerdo con el AEMO: «A menos que se desarrollen fuentes de suministro adicionales al sur, se avancen los terminales de importación de GNL, o se aborden las limitaciones de tuberías, las restricciones de suministro de gas y la reducción de la generación a gas … podrían ser necesarias en los días pico de invierno en los estados ubicados al sur a partir de 2024».

Tres proyectos de importación de GNL están planificados, AGL Energy con el objetivo de abrir su terminal en el estado de Victoria en 2022 en espera de las aprobaciones ambientales. Mientras que los otros dos proyectos, en el estado de New South Wales, están menos avanzados.

La necesidad es aguda en el estado de Victoria, que depende del gas para hogares y fabricantes, donde se pronostica que varios campos de gas en alta mar dejarán de producir entre mediados de 2023 y mediados de 2024.

De acuerdo con AEMO «Si la producción cesa antes, esto podría crear brechas máximas en el suministro de días de invierno en el estado de Victoria en 2023».

Asimismo AEMO advirtió que era difícil pronosticar si el suministro de gas sería adecuado en los próximos cinco años, debido a la dinámica cambiante en el mercado global de GNL.

En los últimos tres años, bajo la presión del gobierno federal y gracias a un exceso de suministro global, tres plantas de exportación de GNL en el estado de Queensland han impulsado el suministro local al desviar algo de gas de sus plantas de exportación.

La perspectiva de la demanda también es incierta, ya que el cierre por etapas pendiente de una de las principales centrales eléctricas de carbón del mercado, Liddell, podría impulsar la demanda de gas en las centrales eléctricas a partir de 2022.

«A medida que la industria energética se transforma, los crecientes vínculos entre los sectores de gas y electricidad de Australia significan que los eventos que ocurren en un sector podrían tener fuertes impactos en el otro», dijo Audrey Zibelman, CEO de AEMO.

El estado más poblado de Australia, Nueva Gales del Sur, ha hecho un pacto con el gobierno federal para aumentar el suministro anual de gas en 70 petajulios, que podrían provenir de importaciones de GNL o de un proyecto de gas de veta de carbón muy retrasado, Narrabri, planeado por Santos Ltd.

Eso podría cerrar la brecha de suministro durante cuatro años, si el gas adicional está disponible a fines de 2022, dijo AEMO.

Santos espera una decisión de planificación estatal sobre Narrabri a mediados de 2020.

Reporte de Sonali Paul; Edición de Subhranshu Sahu| Traducción y edición al Español por GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes