martes, diciembre 6, 2022

Crisis mundial del gas natural frena impulso del GNL ‘más limpio’

La crisis energética de Europa ha enfriado los esfuerzos para reducir la intensidad de carbono de los envíos de gas natural licuado (GNL), ya que los compradores preocupados por una escasez de suministro en invierno priorizan asegurar envíos de cualquier tipo en lugar de pulir sus credenciales ecológicas.

El gas natural puede ser certificado como bajo en carbono o sin carbono si sus productores pueden demostrar que han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con su comercialización, o si compran compensaciones de carbono para reducir su impacto climático neto.

Pero la cantidad de acuerdos para enviar GNL neutral en carbono en todo el mundo se ha reducido a menos de 10 en lo que va del año, de 30 en 2021, según la firma de investigación energética Wood Mackenzie.

La demanda del combustible más ecológico se ha agotado, según entrevistas de Reuters con nueve analistas del mercado de GNL, funcionarios de la industria y comerciantes.

«Los cargamentos de GNL con menos carbono o neutros en carbono han perdido su atractivo en el entorno actual de precios altos», dijo Felix Booth, jefe de GNL en la firma de análisis de energía Vortexa. «La seguridad energética y la asequibilidad son una prioridad para todos los compradores».

La disminución de la demanda internacional del llamado gas “más verde” es un revés potencial en la lucha contra el cambio climático porque elimina un incentivo financiero para que los productores reduzcan sus impactos climáticos.

El mercado de tales combustibles había despegado hace unos años con una serie de acuerdos internacionales que despertaron el optimismo de la industria de que los productores podrían cubrir de manera confiable sus costos para reducir las emisiones o comprar compensaciones, lo que puede ascender a millones de dólares por cargamento.

Un estudio de 2021 realizado por el Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia fijó la prima del GNL neutro en carbono ese año en alrededor de USD 1,75 millones para una carga completa de alrededor de 100,000 metros cúbicos.

Varios productores de gas, incluido Estados Unidos, el principal productor de gas del mundo, han dicho a Reuters que han invertido en encontrar y bloquear las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con la producción, el transporte y el procesamiento, sin embargo, ningún exportador de GNL en los Estados Unidos ha certificado sus instalaciones, de acuerdo con los propietarios de la planta de licuefacción y la empresa de certificación MiQ, que esperaban conseguir contratos con ellos este año.

El mercado se ha socavado con las sanciones y las interrupciones derivadas de la guerra de Rusia en Ucrania

Desde la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, los precios del gas se han disparado en Estados Unidos y en Europa.

Si bien el gas produce menos emisiones que el carbón cuando se quema, aún puede contribuir significativamente al cambio climático al filtrarse a la atmósfera desde plataformas de perforación, tuberías y otros equipos. El principal componente del gas natural es el metano, un gas que tiene efecto invernadero más potente que el dióxido de carbono durante sus primeros 20 años en la atmósfera.

Más de 100 países se han comprometido a reducir las emisiones de metano para 2030 y se espera que detallen sus planes en una cumbre climática en Egipto el próximo mes.

Fuente: Reuters

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes