viernes, diciembre 2, 2022

Importaciones de GNL de China se preparan para la primera gran caída a medida que la demanda disminuye

(Reuters).- Las importaciones de gas natural licuado (GNL) de China están en camino de registrar su primera gran caída este año, debido a que los altos precios y la débil fabricación, atribuida a los bloqueos por el COVID-19, han reducido la demanda de este combustible.

Según muestran los datos de Refinitiv, China se convirtió en el principal comprador de GNL del mundo el año pasado, pero entregó el primer puesto a Japón en los primeros cuatro meses de 2022, debido a que las importaciones cayeron un 18% respecto al año anterior.

El uso de gas ha caído aún más este mes debido a que un resurgimiento del COVID que provocó bloqueos prolongados en varios centros de fabricación, lo que presagia una caída potencialmente pronunciada para el año, dijeron fuentes de la industria a Reuters.

Incluso para los envíos que llegan en julio, los consumidores industriales no han hecho pedidos, según comentó un comerciante chino.

Según las previsiones de S&P Global Commodity Insights, Wood Mackenzie y SIA Energía, es probable que las importaciones de GNL caigan hasta un 19% este año, de 1 a 15 millones de toneladas, en lo que sería la primera caída considerable desde que China comenzó a importar gas en 2006.

La única caída anual observada en las importaciones de GNL de China ha sido una disminución del 1% registrada en 2015.

EL NEGOCIO ESTÁ TERRIBLE

Li Ruipeng, un minorista de gas en la ciudad industrial norteña de Tangshan, dijo que sus clientes (estaciones de servicio de gas, acerías y plantas de revestimiento de zinc) están comprando la mitad del volumen que compraban hace un año.

Li, propietario de una flota de 10 remolques para distribuir el combustible, dijo «El negocio está terrible». Las fábricas han estado funcionando «muy por debajo de su capacidad durante casi medio año», ya que las empresas redujeron la producción durante los controles ambientales realizados por las autoridades y para reducir la contaminación alrededor de los Juegos Olímpicos de Beijing en febrero, seguidos por los cierres de COVID.

«Los altos precios son otro asesino, ya que muchos de mis clientes no pueden transferir el costo cuando sus pedidos comerciales se reducen».

Si bien el suministro de gas natural de China aumenta y la demanda disminuye, los precios globales se mantienen altos, dada la inflación global, especialmente para los combustibles, combinado con la invasión de Rusia a Ucrania y otras incertidumbres.

China ha sido un importante impulsor de la demanda de GNL desde 2017, cuando Beijing orquestó un cambio agresivo del carbón al gas para reducir la contaminación.

Pero mientras la segunda economía más grande del mundo atraviesa dificultades, las autoridades se han centrado en asegurar el suministro y reducir los costos, lo que ayuda a que el carbón sea más barato frente al gas más limpio, dijo Lu Xiao, analista de S&P Global Commodity Insights.

Lu pronostica que la demanda aumentará solo un 4% este año, el más lento desde 2015.

Es poco probable que China sufra escasez de energía como ocurrió el año pasado, dicen los analistas, con una alta producción de carbón y un aumento de la generación de energía hidroeléctrica, incluso si la actividad industrial se recupera una vez que se alivian las restricciones de COVID.

Importaciones mensuales de los principales mercados Fuente: Refinitiv

PRECIOS A LA BAJA, PERO AÚN ALTOS

Los inventarios de GNL están aumentando en las terminales receptoras chinas clave, con un promedio de existencias del 65% de la capacidad esta semana, frente al 50% hace un año, dijo la consultora china de productos básicos JLC.

Pero aunque los precios spot del GNL en Asia (LNG-AS) han bajado casi a la mitad desde diciembre, siguen siendo el doble de las tarifas mayoristas de gas natural reguladas por el estado de China. Por lo tanto, se espera que los importadores estatales dominantes como Sinopec y PetroChina minimicen las compras spot y confíen más en acuerdos a largo plazo ligeramente más baratos para reducir las pérdidas, dijeron los comerciantes.

Los importadores han alineado de 10 a 14 millones de toneladas más en contratos a mediano o largo plazo para este año que se comparan con los precios del petróleo o los futuros de Henry Hub de EE. UU., ambos más baratos que el mercado spot de GNL, dicen analistas y comerciantes.

Está previsto que China aumente las importaciones de gas ruso a través del gasoducto Power of Siberia en un 50%, o 5.000 millones de metros cúbicos, este año, con el objetivo de alcanzar una capacidad total de 38.000 millones de metros cúbicos para 2025.

La producción nacional de gas natural también aumentó un 6,2% en los primeros cuatro meses.

La demanda china más débil de GNL está liberando suministros para los principales compradores en Europa, que intentan desvincularse urgentemente de los suministros rusos luego de las duras sanciones occidentales por la invasión de Ucrania.

«El hecho de que el gigante chino no esté allí… significa que la situación ha sido menos tensa de lo que hubiera sido», dijo Michael Stoppard, líder de estrategia global de gas en S&P Global Commodity Insights. «En términos de equilibrar el mercado, fue un factor muy conveniente».

Fuente: Reuters vía Nasdaq | Reporting by Chen Aizhu; Additional reporting by Florence Tan and Joyce Lee; Editing by William Mallard | Edición y traducción libre al Español por GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes