viernes, diciembre 9, 2022

Industria del gas está preparada para reanudar el crecimiento post-pandemia

GNL GLOBAL | IGU

Industria del gas está preparada para reanudar el crecimiento Post-pandemia.
Global Gas Report 2020, IGU 
Industria del Gas

La International Gas Union (IGU), la empresa de investigación BloombergNEF (BNEF) y Snam, la empresa de infraestructura de gas internacional con sede en Italia, publicaron este jueves El Global Gas Report 2020. El reporte revisa los desarrollos claves de la industria global del gas durante ocurridos en 2019, así como también proporciona un Outlook para los desarrollos futuros del mercado del gas, examinando además el potencial del hidrógeno como combustible limpio para ayudar a cumplir los objetivos climáticos.

Impacto de la pandemia en la demanda de gas natural

De acuerdo con el reporte, se prevé que el uso global del gas natural se reducirá en alrededor de un 4% este año, luego de crecer en más del 2% en el año pasado, debido al impacto de la pandemia Covid-19 en el consumo de energía en las economías globales.

Sin embargo, se destaca que los bajos precios del gas, así como las políticas de aire limpio y clima, contribuirán a promover un mayor cambio al gas de otras fuentes de energía más contaminantes, como el petróleo y el carbón.

Industria del gas natural licuado

El informe muestra que el crecimiento a mediano plazo provendrá de una mayor competitividad de costos y un mayor acceso global al gas, señalando que existe una oportunidad de crecimiento particular en la industria del gas natural licuado (GNL).

De acuerdo con el IGU, las importaciones de GNL alcanzaron 482 mil millones de metros cúbicos en 2019, un 13% más que en 2018, y aunque se espera que esta cifra disminuya en alrededor de 4,2% en 2020, pudiendo recuperarse rápidamente a los niveles anteriores tan pronto como 2021, dependiendo de la persistencia y la longevidad de la pandemia.

Con relación al futuro, destaca que existen amplios recursos de gas natural para respaldar el crecimiento de la demanda, pero se necesita un mayor desarrollo de infraestructura de gas para respaldar el crecimiento a mediano plazo.

India, por ejemplo, planea casi duplicar la longitud de su red de transmisión de gas, mientras que China aumentará su red de gas en un 60% para 2025.

Asimismo, el documento prevé que los costos actuales del gas continuaran siendo competitivos en sectores clave como la energía, la industria y el transporte, y en regiones importantes como Europa, América del Norte y Asia.

Joe Kang, presidente de IGU, dijo: “Esta crisis pandémica tiene un gran costo para la industria, la economía y la sociedad en general. También le recordó al mundo el valor del aire limpio y el medio ambiente saludable para el bienestar, brindando una oportunidad única para reconstruir mejor. El gas es un sustituto abundante, limpio, accesible y flexible de las fuentes de energía más contaminantes, y respalda un mayor cambio de combustible del carbón y el petróleo al gas en el plazo inmediato, al tiempo que garantiza que la infraestructura esté lista para adaptarse a una escala progresivamente mayor de tecnologías de gas limpio en el futuro. década, es la forma de asegurar un futuro próspero y sostenible «.
Por su parte, Ashish Sethia, director global de materias primas de BNEF, comentó: “La pandemia ha provocado trastornos en el sector energético mundial, pero los bajos precios del gas en última instancia estimularán el crecimiento de la demanda a medida que la economía se recupere. Ya hemos visto un cambio de carbón a gas sin precedentes en Europa, y las políticas de aire limpio en los principales mercados de crecimiento como India y China impulsarán una mayor adopción de gas en los próximos años «.
Gas de bajo carbono

A largo plazo, el documento destaca que existen grandes oportunidades para ampliar el uso de tecnologías de gas con bajo contenido de carbono, pero estas dependen de una acción política sustancial y de la inversión en infraestructura en los próximos años.

El hidrógeno limpio podría reducir hasta un 37% de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía, según estimaciones de BNEF. Sin embargo, esto requeriría una serie de pasos significativos, incluidos los precios de las emisiones vinculados a objetivos climáticos a largo plazo claros y alineados con París; normas armonizadas que rigen el uso de hidrógeno; estrategias coordinadas con respecto al despliegue de infraestructura regional y global, y el despliegue de equipos preparados para hidrógeno, como tuberías, turbinas de gas y aparatos de uso final.

Jon Moore, director ejecutivo de BNEF, dijo: “Cada vez es más evidente que los objetivos del Acuerdo de París no se pueden cumplir sin una ampliación sustancial de las tecnologías de gas limpio, como el hidrógeno. Si bien la economía es un desafío hoy en día, un enfoque de política conjunta podría liberar la inversión necesaria para reducir los costos, desarrollar modelos comerciales escalables e impulsar la adopción en los sectores difíciles de reducir «.

El desarrollo de un mercado internacional de hidrógeno también podría acelerar la adopción. El informe encuentra que Alemania, que está buscando un rápido desarrollo en hidrógeno, podría adquirir hidrógeno de costo competitivo (alrededor de $ 1 / kg) en 2050 de una variedad de fuentes, incluso a través de la electrólisis de su propia energía renovable nacional, o mediante importaciones de tuberías de África del Norte o Europa del Sur.

Marco Alverà, director ejecutivo de Snam, dijo: “El mercado del hidrógeno está al borde de una revolución. El objetivo es reducir el costo del hidrógeno verde hasta que sea competitivo con los combustibles fósiles en muchas aplicaciones en los próximos cinco años. Una forma inteligente de aumentar la producción de hidrógeno es mezclarlo con gas natural en los gasoductos existentes, algo que Snam ha estado probando durante dos años. Imaginamos un futuro en el que el hidrógeno limpio producido en el sur de Italia o el norte de África pueda transportarse a través de nuestras tuberías para satisfacer las necesidades del centro y norte de Europa. Al tiempo que hace coincidir la oferta y la demanda de la manera más eficiente, se espera que la infraestructura desempeñe un papel central en el apoyo a la penetración del hidrógeno en la combinación energética ”.
Industria del gas natural y demanda a largo plazo

El informe también revisa las perspectivas a largo plazo para el gas natural en diferentes escenarios existentes, incluidos los de la Agencia Internacional de Energía (IEA), BNEF y el análisis de IGU.

El escenario de políticas declaradas de la IEA, en su World Energy Outlook 2019, prevé que el uso del gas natural crecerá un 1,4% anual hasta 2040, mientras que el New Energy Outlook 2019, liderado por la economía de BNEF, prevé un crecimiento del 22% en la demanda de gas del sector eléctrico hasta 2050.

En contraste, el Escenario de Desarrollo Sostenible de la IEA considera que el uso de gas natural disminuirá desde finales de la década de 2020 en adelante a medida que la demanda mundial de energía se estabiliza y el mundo adopta una acción climática más fuerte.

Tanto el análisis IGU como BNEF indican que alrededor de un tercio de las emisiones relacionadas con la energía podrían reducirse mediante la adopción de tecnologías de gas limpio. Esta divergencia en las perspectivas destaca tanto los riesgos como las oportunidades para el sector global del gas en la transición energética, y la importancia de las acciones tomadas por la industria y el gobierno para capturar las nuevas oportunidades y mitigar los riesgos para el sector en las próximas décadas.

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes