sábado, junio 25, 2022

Shell LNG Outlook 2019: China tiene previsto duplicar su consumo de GNL para 2035

Según el LNG Outlook 2019, recientemente publicado por la empresa Royal Dutch Shell, se espera que el comercio global de gas natural licuado (GNL) aumente un 11% este año, impulsado principalmente por las importaciones en China, país que actualmente lidera el impulso mundial para reducir la contaminación y hacer frente a las emisiones de carbono.

De acuerdo con las previsiones de Shell, la demanda de GNL aumentará a 354 millones de toneladas este año y 384 millones de toneladas en 2020, reflejando una industria floreciente con nuevas instalaciones de producción en Australia, Estados Unidos y Rusia, y con más países construyendo terminales para importar GNL.

Shell, el mayor comprador y vendedor mundial de GNL, así como un importante productor del mismo, dijo que China tiene previsto duplicar su consumo de GNL para 2035.

Según el Outllok, se espera igualmente que el gas natural sea la fuente de energía de más rápido crecimiento en las próximas décadas, desplazando el carbón en las centrales eléctricas y las industrias pesadas.

La transición al gas, el combustible fósil menos contaminante, ha sido impulsada en gran parte por las políticas gubernamentales dirigidas a reducir la contaminación en China e India o por la menor dependencia de la energía nuclear en países como Alemania y Japón.

Beijing ha liderado un impulso agresivo para cambiar las plantas de carbón a gas en los últimos años con el objetivo de aumentar la proporción de gas en la combinación energética de China de 4% en 2010 a 10% para 2020.

El jefe de gas integrado de Shell, Maarten Wetselaar dijo a la prensa: «En todo el mundo vemos apoyo político para el gas natural»

Shell también apuesta por un rápido aumento de la demanda de GNL en los sectores de transporte terrestre y marítimo.

El comercio global de GNL aumentó en 27 millones de toneladas el año pasado, y el crecimiento de la demanda china representó 16 millones de toneladas.

Debido al progreso desigual en el desarrollo de las instalaciones de licuefacción-exportación por un lado y las terminales de regasificación-importación por el otro, muchos analistas ven que el mercado global se está saturando de oferta, si no este año, el próximo año.

Pero la mayoría, incluyendo a Shell, también ven una crisis de suministro a mediados de la década de 2020 porque, en este momento, no se están planificando, financiando y construyendo suficientes instalaciones de licuefacción.

Estos proyectos están respaldados por contratos de suministro a largo plazo firmados años antes por sus operadores. Entre 2014 y 2017, los compradores firmaron contratos de menor duración por volúmenes más pequeños, lo que dificulta la financiación.

Sin embargo, Shell dijo que la duración de los contratos firmados el año pasado había aumentado en promedio más del doble a 13 años.

«Un repunte en la nueva contratación a largo plazo de GNL en 2018 podría reactivar la inversión en proyectos de licuefacción», dijo Shell.

«Sobre la base de las proyecciones de la demanda actual, Shell aún espera que los suministros se ajusten a mediados de 2020».

El comercio al contado (spot) ascendió a 1,400 cargos en 2018, lo que fue cerca de 30 % del mercado global en comparación con 25 % en 2017, dijo Shell. El comercio al contado, la compra y venta de cargas para entrega inmediata, marca un mercado más flexible y maduro.

Shell vendió 77 millones de toneladas de GNL en 2018, aproximadamente el 22% de la cuota de mercado mundial, y produjo alrededor de 35 millones de toneladas.

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes

FSRU Exemplar, Imagen cortesía de Excelerate Energy