lunes, junio 27, 2022

Brasil se convierte en uno de los mercados clave de New Fortress Energy

Uno de los actores más activos en el proceso de apertura del mercado brasileño de gas natural, New Fortress Energy, empresa estadounidense controlada por el fondo de capital privado Fortress, prevé invertir USD 350 millones (R $ 1,8 mil millones) en los próximos doce meses.

Planes de New Fortress Energy en Brasil

Propietario de la terminal de importación de gas natural licuado (GNL) en Sergipe, New Fortress tiene previsto instalar tres plantas más de este tipo para el primer semestre de 2022 y construir una planta termoeléctrica de 288 megavatios (MW) en el Puerto de Suape (PE) a finales de 2022.

En busca de nuevos clientes, la empresa participa en convocatorias públicas promovidas por distribuidores estatales en las regiones Noreste y Centro-Sur. La empresa también firmó su primer contrato de libre mercado, con Unigel, y se prepara para participar en las próximas subastas de energía, con nuevos proyectos “gas-to-power” (que integran gas y energía).

En enero, New Fortress Energy anunció su entrada en Brasil a través de un paquete de adquisición de USD 5,1 mil millones. Con la compra de Golar Power, la empresa heredó el proyecto de conversión de gas a energía de Sergipe, ya operativo, además de los proyectos de terminales de GNL en desarrollo en Santa Catarina y Pará. Al mismo tiempo, adquirió contratos de compra y venta de energía (“PPA”) de dos centrales térmicas pertenecientes a BR Distribuidora y la CCETC de China.

La empresa está intentando una solución regulatoria con las autoridades para cambiar los PPA originales, de 2006, que preveían la construcción de dos centrales térmicas de diesel-oil en Bahía, pero que nunca despegaron. El plan es trasladar el sitio de instalación de la planta termoeléctrica a las inmediaciones de la futura terminal de GNL de la compañía en Suape. La idea también es cambiar el combustible original a gas, lo que permitirá reducir el costo unitario variable (CVU) del proyecto. New Fortress espera resolver este problema en septiembre.

Con las adquisiciones, Brasil se convierte en uno de los mercados clave de New Fortress Energy.

La empresa estadounidense posee otras seis terminales instaladas en Estados Unidos, México, Jamaica y Puerto Rico, además de tres proyectos más en desarrollo, en Nicaragua, Sri Lanka e Irlanda. El mercado brasileño es líder en número de proyectos en la cartera de la empresa.

“El momento en el mercado [en Brasil] es único. Asumimos un legado de activos estratégicos. Estos son proyectos que tienen mucho sentido, pero quizás les faltaron un poco las inversiones [antes de que entrara New Fortress Energy]. Lo que pudimos hacer, felizmente, fue traer proyectos bien pensados, uniendo la liquidez con la cartera de activos estratégicos ”, dijo el vicepresidente de nuevos negocios de la compañía, Jeremy Dawson.

Dawson dice que, con el apoyo de un fondo de capital privado, la empresa está bien capitalizada para autofinanciar los proyectos. “Esto nos da la oportunidad de poner las terminales [en funcionamiento] rápidamente”, dijo. Cada proyecto, según él, tiene su propia curva de crecimiento, dadas las características específicas de cada mercado. La terminal de Santa Catarina, al estar cerca de una base industrial más fuerte, con la demanda reprimida debido a las actuales restricciones a la capacidad del Gasoducto Bolivia-Brasil (Gasbol), debería ganar una rápida tracción.

Se espera que el proyecto opere a partir de abril de 2022. Si bien la unidad no está conectada a Gasbol, la intención es suministrar GNL al mercado local a través del sistema vial. La empresa participa en la convocatoria pública de la distribuidora SCGás y también apunta al mercado libre y las plantas termoeléctricas. En la región, la planta de Araucária (PR), por ejemplo, tiene problemas recurrentes de acceso al gas.

En Suape (PE) y Barcarena (PA), las terminales se basan en el concepto “gas-to-power”. En Pará, la empresa instalará, en sociedad con Evolution Power Partners, una planta de 605 MW, prevista para 2025. La idea es que la empresa comience a suministrar gas al mercado local en 2022.

New Fortress tiene memorandos de entendimiento firmados con ambos la concesionaria Gas do Pará, que hoy no opera por la falta de acceso al gas en el Estado; así como con Hydro, por un contrato a 15 años para entregar gas a Alunorte.

También en el mercado industrial, en agosto la empresa cerró su primer contrato en el mercado de gas libre. Llegó a un acuerdo de cinco años, válido desde el primer trimestre de 2022, para abastecer las plantas de fertilizantes que Unigel arrendó a Petrobras en Bahía y Sergipe. El gas saldrá de la terminal de Suape.

Actualmente, la empresa participa en el proceso competitivo abierto por el puerto de Pernambuco para el acceso temporal y definitivo al área para la terminal. La terminal de Suape será la única terminal de la empresa que se construirá con acceso a la red nacional de gasoductos.

La terminal de Pernambuco tendrá capacidad para regasificar 15 millones de metros cúbicos por día (m3 / día), de los cuales 1,5 millones de m3 / día se destinarán al proyecto termoeléctrico que desarrolla la empresa en Suape y otros 3 millones de m3 / día a Unigel.

New Fortress también tiene un acuerdo con la distribuidora Copergás (PE) para el suministro de GNL de pequeña escala al interior del estado. El vicepresidente de nuevos negocios de la empresa, Leandro Cunha, dijo que estaba en conversaciones con Transportadora Associada de Gás (TAG) por un contrato a corto plazo que le permita entregar gas a Unigel.

El ejecutivo también mencionó que está negociando con TAG y Transportadora Brasileira Gasoduto Bolivia-Brasil (TBG) para, en el futuro, conectar también sus terminales en Sergipe y Santa Catarina a la red.

“Estamos seguros de que tendremos una solución, es un desafío para todos. Es algo nuevo ”, dijo. Añadiendo que, en Pernambuco, la idea es acelerar la construcción de la termoeléctrica en el contexto de la crisis del agua. Cunha ha dicho que la crisis del agua en el país “es algo cíclica” y que la adquisición no fue una “cosa oportunista”, pensada en la crisis de corto plazo, sino con una visión estructural.

“Brasil necesita plantas térmicas de gas”, dijo.

Fuente: Valor Econômico

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes

FSRU Exemplar, Imagen cortesía de Excelerate Energy