sábado, junio 25, 2022

Conoship: Los sistemas de Captura de Carbono ofrecen un futuro brillante para los buques de GNL

Contrario a la opinión recientemente declarada por el Banco Mundial, el gas natural licuado (GNL) tiene un futuro brillante en la descarbonización de la industria del transporte marítimo.

El informe del Banco Mundial parece haber pasado por alto un importante desarrollo técnico reciente: Los Sistemas de Captura de Carbono marino, indicó la compañía Conoship.

De acuerdo con Conoship, recientemente se ha logrado un gran progreso en la captura de CO2 de los gases de escape de los barcos alimentados con GNL.

Asimismo, la investigación y desarrollo en los Países Bajos, realizada por Conoship, TNO Delft y otros socios, conduce a soluciones viables y prácticas basadas en barcos, utilizando ‘el frío’ del GNL (-160 dgr. C) para licuar el CO2 y almacenarlo en contenedores regulares de tanque de CO2 líquido a bordo.

El CO2 capturado se puede descargar mientras se abastece el GNL, para almacenarlo, por ejemplo, en alta mar en campos de gas vacíos, cuya infraestructura se está desarrollando en Noruega (Northern Lights), Rotterdam (Porthos), Amsterdam (Athos) y por partes como CarbonCollectors.

Dado que el CO2 capturado y licuado puede ser de «food-grade», se prevé una utilización más amplia en el futuro como materia prima importante y valiosa para la producción de combustibles sintéticos, como el queroseno sintético, el diésel, el metanol o el metano. Además del «hidrógeno verde», la producción de combustibles sintéticos requiere grandes cantidades de CO2, por lo que la «captura directa de aire» es una fuente muy ineficiente.

Los mismos barcos que en realidad son alimentados con GNL (= aproximadamente 85% de metano CH4), pueden ser alimentados en el futuro con metano sintético licuado (LSM, 100% CH4), utilizando la misma infraestructura de GNL existente. Se puede realizar un circuito de carbono cerrado capturando el CO2 después de la combustión del LSM en el barco, licuándolo y proporcionándolo como materia prima al productor de metano sintético licuado.

Los estudios de investigación, desarrollo y diseño de Conoship muestran que mediante la aplicación futura de la captura, licuefacción y almacenamiento de CO2 a bordo, los barcos propulsados ​​por GNL pueden ser:

  1. Una buena alternativa económica y ecológica directa a los barcos impulsados ​​por diésel, que logra grandes reducciones de SOx, NOx y PM / Sooth y reducciones más pequeñas de CO2;
  2. Una buena solución económica y ecológica preparada para el futuro, que aumenta la reducción de las emisiones de CO2 (posiblemente paso a paso) hasta el nivel económico y ecológico deseado mediante la aplicación de una instalación de captura de CO2.

Al integrar la instalación de captura de CO2 en el diseño inicial del barco en Conoship, se reduce el impacto futuro de la modificación. Sin embargo, las instalaciones de CCS también son adecuadas para modernizaciones a bordo de buques propulsados ​​por GNL.

La I + D adicional sobre el manejo del desafío del deslizamiento de metano está avanzando a buen ritmo, tanto en la tecnología de combustión en motores como en la tecnología de postratamiento y no hay ninguna razón por la que la aplicación de las soluciones deba limitarse a una fracción de la flota.

Además, a pesar de todos los avances, la cantidad de “hidrógeno verde”, ya sea para ser utilizado directamente como combustible o como materia prima para los combustibles electrónicos, seguirá siendo limitada. Tendría sentido utilizar esta escasa cantidad para aplicaciones para las que no hay alternativas, como en la aviación de largo alcance.

La introducción, a través de la Organización Marítima Internacional (OMI), de una tasa de CO2 por tonelada de CO2 emitida facilitará la aplicación económica de las instalaciones de captura de CO2 en los buques propulsados ​​por GNL en los próximos años.

En general, el GNL, cuando se combina con CCS, debe considerarse como un combustible de transición más que valioso hasta 2050, lo que reduce la huella de carbono del transporte marítimo y sus clientes en más del 75% en comparación con las operaciones actuales con motores diésel.

Sobre Conoship

Conoship es una compañía de ingeniería y diseño de barcos fundada en 1952. La firma está dedicada a apoyar a sus clientes en todas las fases del proceso de construcción naval. Desde el primer boceto de la tabla hasta la entrega del barco.

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes

FSRU Exemplar, Imagen cortesía de Excelerate Energy