jueves, diciembre 1, 2022

Nuevo presidente de Petrobras: La práctica de los precios de mercado es necesaria

El presidente electo de Petrobras, José Mauro Ferreira Coelho, asumió el cargo el 14 de abril, en una ceremonia cerrada a la prensa, en la sede de la empresa en Río de Janeiro. Durante el evento, transmitido en línea, habló sobre la importancia de la práctica de fijación de precios del mercado de combustibles.

«La práctica de los precios de mercado es una condición necesaria para la creación de un entorno empresarial competitivo para atraer inversiones, para atraer nuevos agentes económicos en el sector, para la expansión de la infraestructura del país y para garantizar el suministro. Tal escenario conduce a una mayor competencia, con beneficios para el consumidor».

Según él, gracias al nuevo modelo de gestión de la empresa estatal, Petrobras pasó de una deuda bruta de 160 000 millones de dólares en 2014 a menos de 60 000 millones de reales. Esta reducción de la deuda deja espacio para mayores inversiones. En 2021, se invirtieron 8800 millones de dólares. Petrobras es actualmente el mayor productor de petróleo y gas natural de Brasil, con una producción de alrededor de 2,1 millones de barriles de petróleo al día, o el 72 % de la producción nacional, y representa la producción bruta de gas natural de 98 millones de metros cúbicos diarios (73% de la producción brasileña).

Coelho señaló que Brasil es hoy el séptimo mayor productor de petróleo del mundo y espera alcanzar la quinta posición para 2030, con una producción de 5,2 millones de barriles/día. «Ciertamente, Petrobras tendrá una participación muy importante en esta producción».

Durante los próximos cinco años, se espera que Petrobras amplíe su producción en 500.000 barriles de equivalente de petróleo al día, con la implementación de 15 nuevos sistemas de producción, de los cuales 12 ya están contratados. «Esta producción no sería posible si no fuera por la competencia adquirida por la empresa en la exploración y producción de petróleo en aguas profundas y ultraprofundas».

Para el nuevo presidente de la empresa estatal, el aumento de la producción tampoco sería posible si no fuera por el modelo de gestión adoptado en 2017, que permitía inversiones en exploración y producción, especialmente en la región presal.

El aumento de la producción de petróleo y gas natural ha llevado al crecimiento de los ingresos de la Unión, los gobiernos estatales y municipales. Solo el año pasado, entre los impuestos y las participaciones del gobierno, se recaudaron 203 000 millones de reales.

José Mauro Ferreira Coelho recordó, sin embargo, que aunque Brasil es autosuficiente e incluso un exportador de petróleo (petróleo crudo), sigue siendo un importador de varios combustibles, incluidos el gas de cocina, el queroseno de aviación, la gasolina y el diesel. «Esto impone grandes desafíos a los agentes del mercado y al gobierno federal para garantizar el suministro».

Futuro

Para el futuro, Coelho tiene la intención de trabajar de acuerdo con el plan estratégico de la compañía 2022/2026, maximizando el valor de la cartera, centrándose en los activos de aguas profundas y ultraprofundas y dando prioridad a las inversiones en exploración y producción en la provincia de presal. Continuarán las desinversiones en campos maduros en tierra y en el mar, de modo que «las empresas con el tamaño y la experiencia adecuados en este tipo de activos puedan continuar la producción, con la prolongación de la vida útil de los campos y el aumento de su factor de recuperación».

El nuevo presidente de Petrobras hizo también hincapié en que, incluso con las desinversiones en activos de producción de petróleo y gas natural, la cuenca de Campos sigue siendo estratégica para Petrobras. La compañía tiene la intención de incorporar reservas que se adhieran a su visión del futuro, ya sea explorando áreas ya descubiertas, como áreas en nuevas fronteras, como el margen ecuatorial y la cuenca de Sergipe/Alagoas, en aguas profundas.

Para continuar con el proceso de competencia y suministro, Petrobras sigue comprometido con las desinversiones en el sector del refinado de petróleo. Coelho declaró que la empresa trabajará en sus refinerías para aumentar la eficiencia y la seguridad energética, operativa y ambiental, con el fin de posicionarla entre las refinerías más grandes del mundo.

«Por lo tanto, obtendremos productos de mejor calidad, como la sustitución total, para 2026, del diésel S-500, con un mayor contenido de azufre, más contaminante, por el diésel S-10, con menos emisiones. También seguimos comprometidos con la apertura del mercado del gas natural».

La transición energética también fue mencionada por el nuevo titular de Petrobras, que tiene la intención de neutralizar las emisiones en las actividades bajo su control, con la mitigación del cambio climático y un mejor uso de los recursos hídricos, una mejor gestión de residuos y la preservación de la biodiversidad.

Desafíos

El Ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, presente en la ceremonia, dijo que José Mauro Coelho estaba asumiendo el cargo en un escenario global de muchos desafíos, marcados por el esfuerzo por recuperar la economía mundial, después de la pandemia de covid-19, por el proceso en curso de transición energética a una economía baja en carbono y por los efectos de la guerra entre Rusia y Ucrania que han tenido repercusiones en la mayor crisis energética de los últimos 50 años. «El sector del petróleo y el gas está involucrado en todas estas cuestiones».

El ministro destacó los importantes resultados presentados por Petrobras, incluido el hecho de que la empresa se ha posicionado entre las mayores empresas que cotizan en bolsa de América Latina, con un valor de mercado de unos 100 000 millones de dólares y 850.000 accionistas. Las inversiones en exploración y producción ascienden a 57 300 millones de dólares para 2026. «Estos son números impresionantes que revelan la grandeza de una empresa que está directamente asociada con la grandeza de Brasil».

Según el ministro, los proyectos de desinversión de Petrobras han contribuido a que la empresa reduzca su deuda y tenga la capacidad de solicitarla en empresas con mayor rendimiento financiero. La consecuencia esperada será la modernización del mercado del petróleo y el gas natural, con más competencia y pluralidad.

Según Albuquerque, las subastas celebradas en el gobierno actual llevaron a un aumento del 16 % en la producción de petróleo y del 21 % en la producción de gas natural, lo que llevó a una recaudación récord de regalías, impuestos y participaciones gubernamentales. «Solo en las participaciones gubernamentales en este período, se recaudaron 264.000 millones de reales, tres veces más que los recaudados entre 2014 y 2016 y el doble entre 2016 y 2018».

Fuente: AgênciaBrasil Edición: Denise Griesinger

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes