martes, junio 28, 2022

Precios del GNL en Asia caen por tercera semana consecutiva

El precio del gas natural licuado (GNL) vendido en los mercados de Asia cayó por tercera semana consecutiva.

De acuerdo con el informe semanal de precios publicado por la Agencia Reuters, el precio spot promedio del GNL vendido al noreste de Asia, para las entregas de mayo, se estimó en USD 35,00 por millón de unidades térmicas británicas (MMBtu), una disminución de cincuenta centavos con respecto al precio indicado la semana anterior.

La agencia dijo que los precios del GNL se mantuvieron estables la semana pasada a pesar de una sólida demanda de las empresas de servicios públicos en Japón y la incertidumbre sobre el suministro ruso, luego que Moscú exigiera que algunos países deberán pagar las compras de gas en rublos.

Asia

En Asia, las empresas de servicios públicos en Japón entraron al mercado spot, después de que un sismo de magnitud 7,4, registrado en Fukushima, registrado el 16 de marzo, impulsara una mayor demanda de GNL para reponer las existencias.

Las autoridades japonesas decretaron un aviso de tsunami de hasta 1 metro de altura en parte de la costa oriental del país, sin embargo, solo se registraron olas menores.

Se produjeron cortes de luz que afectaron a más de 2,2 millones de hogares, aunque las compañías eléctricas Tepco Power Grid y Tohoku Electric Power Network informaron que ya se había restablecido la electricidad en la mayoría de ellos.

Europa

El presidente Vladímir Putin dijo el miércoles que Rusia solicitará el pago en rublos por el gas vendido a países «enemigos». No está claro si Rusia tiene el poder de cambiar unilateralmente los contratos existentes acordados en euros, dijo la agencia.

Alex Froley, analista de gas y GNL de la firma de inteligencia de datos ICIS dijo “La demanda de Rusia de que se le pague en rublos por sus suministros de gas re-activó cierta incertidumbre y volatilidad en el mercado en los últimos días, lo que podría continuar hasta la próxima semana. Sin embargo, en la actualidad no parece que ni Europa ni Rusia quieran detener los flujos de gas por gasoductos».

Acuerdo entre UE y EE. UU.

El mercado también está tratando de comprender el impacto a largo plazo en los mercados de GNL después que EE. UU. dijera la semana pasada que trabajará para suministrar 15 mil millones de metros cúbicos de GNL a la Unión Europea este año para ayudarla a reducir los suministros de energía rusos.

Altos funcionarios de la administración estadounidense no especificaron qué cantidad o porcentaje del suministro adicional de GNL provendría de Estados Unidos.

Los detalles de cómo funciona el plan ahora están en manos de las compañías energéticas, y los transportistas estadounidenses de GNL.

Analistas han dicho que mayores volúmenes de gas estadounidense enviados a Europa deberán provenir de exportaciones removidas de otros destinos.

Reuters informó que las plantas de GNL de EE. UU. están produciendo a plena capacidad.

Asimismo, analistas también han indicado que todavía persisten las dudas sobre si Europa podrá manejar tales volúmenes debido a la limitada capacidad de regasificación que actualmente existe en esa región.

Una fuente de mercado señaló «muchos proyectos estadounidenses han estado haciendo cola para obtener los permisos durante más de una década, desembolsando millones, sin mencionar carreras completas, en el proceso, solo para languidecer por la falta de compradores. Lo que se requiere son compromisos europeos para comprar GNL de EE. UU., y con eso me refiero a los SPA vinculantes».

En un informe, la agencia Bloomberg señaló «Europa está tratando de diversificar sus fuentes de energía en un intento por privar a Rusia de los ingresos que necesita para financiar la guerra en Ucrania. Pero esa es una tarea gigantesca. Rusia envía alrededor de 150 000 millones de metros cúbicos de gas a Europa a través de gasoductos cada año, y otros 14 000 millones a 18 000 millones de metros cúbicos de GNL. Eso significa que cualquier interrupción en los flujos de gas de tubería desde Rusia sería difícil de manejar«.

El problema crítico para la UE sigue siendo que Rusia es el mayor proveedor de energía. La UE no solo depende del gas ruso, sino que también, depende para la mayor parte de sus importaciones de carbón y petróleo, destacó la agencia.

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes

FSRU Exemplar, Imagen cortesía de Excelerate Energy