martes, noviembre 29, 2022

Productores argentinos de gas natural buscan expandir exportaciones regionales antes de globalizarse


Exportaciones de gas natural licuado (GNL) de Argentina podrán tomar mucho más tiempo.

En un reporte recientemente publicado por la consultora S&P Global Platts, ejecutivos de la industria argentina de gas indicaron que primero habría que aumentar la producción doméstica, luego exportar a los países vecinos y más adelante pensar en grandes exportaciones de GNL a nivel mundial.

Asimismo, con relación a las inversiones, los ejecutivos alertaron que la crisis económica que actualmente atraviesa el país continuaba desalentando a las inversiones.

En un foro de energía organizado por el Diario Ámbito Financiero, Rodolfo Freyre, vicepresidente de gas, electricidad y desarrollo de Pan American Energy, el cuarto mayor productor de gas del país comentó «El primer paso es utilizar la capacidad existente que está siendo subutilizada».

El ejecutivo argentino señaló que las exportaciones estaban listas para crecer ahora sin embargo el gobierno argentino ha autorizado la venta bajo contratos de plazo fijo en lugar de aquellos que pueden interrumpirse si la oferta es escasa. La nueva asignación es para exportar durante los meses más cálidos de octubre a abril o mayo, pero no en los meses más fríos de junio a septiembre, cuando el país debe importar GNL para satisfacer la demanda máxima de calefacción, dijo Freyre.

Citando a los datos de la Secretaría de Energía, Platts indicó que Argentina contaba con alrededor de unos 20 millones de metros cúbicos de gas al dia (m3 / d) de capacidad de gasoductos transfronterizos construidos a fines de la década de 1990 y principios de la de 2000 para entregar gas a Brasil, Chile y Uruguay, que funcionó con un uso casi máximo en esos años. Sin embargo, una posterior disminución de la producción sofocó las exportaciones durante más de una década hasta que el crecimiento de la producción se reanudó en 2014. Las exportaciones promediaron 2,8 millones de metros cúbicos por día en 2020, frente a los 4,2 millones de metros cúbicos por día de 2019.

El siguiente paso para el crecimiento vendrá al permitir las exportaciones los 365 días del año, lo que alentaría a los compradores a reemplazar otras importaciones de energía, dijo Freyre. En el caso de Chile, por ejemplo, dijo que los compradores podrían importar de Argentina en lugar del mercado global de GNL.

De hecho, Gustavo Mariani, director general de Pampa Energia, el quinto mayor productor de gas del país, dijo que su empresa está esperando la aprobación de un contrato de exportación.

Si bien se negó a proporcionar detalles, Mariani lo describió como «importante» en los suministros, y agregó que las entregas serán de octubre a abril.

«Dado que estamos aumentando nuestra producción este invierno de manera tan agresiva, somos muy optimistas de que se nos otorgue este contrato de exportación», dijo el 13 de mayo en una conferencia telefónica con inversionistas. «Creo que no habrá ningún problema para el país en su capacidad exportadora después del invierno porque habrá un exceso de producción frente al consumo local».

Las exportaciones de GNL tomaran su tiempo

Sin embargo, en cuanto a las exportaciones de GNL, las exportaciones regionales solo harán un uso menor del potencial de Vaca Muerta, uno de los yacimientos de esquisto más grandes del mundo.

Freyre estima que se necesitarán entre siete y ocho años para construir y poner en funcionamiento una gran instalación de GNL con 20 millones de metros cúbicos por día de capacidad de exportación, más $ 4 mil millones- $ 5 mil millones en costos de construcción, miles de millones de dólares más en inversiones upstream y gasto adicional en instalaciones portuarias y gasoductos. Eso significa que Argentina probablemente no ingresará al mercado global con grandes cantidades de exportación hasta 2030, agregó.

Estamos hablando de mucho dinero y mucho tiempo», dijo.

Freyre dijo que el proyecto de GNL probablemente lo realizará un consorcio de empresas, y agregó que la estabilidad económica y regulatoria será clave para obtener financiamiento de bajo costo para que las exportaciones sean competitivas. De lo contrario, a Argentina le será imposible competir con los «gigantes» del GNL que llevan varios años en este mercado, tienen economías de escala, incentivos fiscales, estabilidad económica y bajos costos de financiamiento.

«Si nos falta uno de estos elementos, debemos compensarlo con algo, o de lo contrario estaremos fuera del juego», dijo Freyre.

Fuente: S&P Global Platts, Traducción y Edición libre al Español GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes