domingo, junio 26, 2022

Se espera que la participación del Gas Natural en la matriz energéticas de Brasil aumente a 8,8%

El borrador del Plan Decenal de Energía de Brasil (PDE 2031), puesto a consulta pública este lunes (24), estima un crecimiento del 4,9% anual en la participación del consumo de gas natural de la matriz energética brasileña.

Si bien actualmente la participación del gas natural en la matriz del país es del 7%, se espera que al final de la década, a partir de 2022, el gas representará el 8,8% del consumo final, apoyado principalmente por la industria y el sector energético.

Crecimiento desigual en la demanda en Brasil

De acuerdo con las proyecciones de la Empresa de Pesquisa Energética (EPE) de Brasil, se espera que la demanda de gas natural alcance un volumen total de 133 millones de m³/día en 2031, sin embargo el crecimiento no necesariamente será un crecimiento continuo. Por el contrario, el desempeño durante la década será desigual. Los 94 millones de m³/día de consumo en 2021 pueden bajar a 86 millones de m³/día en 2025.

La demanda máxima podría sufrir una reducción de alrededor del 10% entre 2023 y 2025 debido a la finalización del contrato termoeléctrico y al tiempo requerido para la entrada en operación de nuevas plantas.

Una reanudación a partir de 2025 podría estar asociada a la recontratación o contratación de nuevas centrales térmicas más eficientes.

Producción de gas

Ahora bien, en cuanto al suministro de gas natural en la década, el Plan Decenal de Expansión de Energía de Brasil 2031 (PDE 2031) estimó que solo la producción del rubro reservas alcanzará los mayores volúmenes en 2028, con alrededor de 195 millones de m³/día. A partir de entonces, habrá una disminución suave hasta 2031, compensada por la producción de recursos contingentes y no descubiertos.

Los mayores aportes están asociados a las cuencas de Santos, Campos, Sergipe-Alagoas, Solimões, Potiguar y Parnaíba. La producción de petróleo alcanzará los 5,2 millones de barriles diarios en 2031, volumen un 80% superior al obtenido en 2020.

En cuanto a la producción neta proyectada de gas naturales Brasil, el volumen podría llegar a 136 millones de m³/día en 2031, en comparación con los 64 millones de m³/día en 2021. A pesar del aumento en términos absolutos, las estimaciones indican que el gas natural disponible para el mercado de consumo se mantiene por debajo del alto potencial de la producción bruta de Brasil.

Según EPE, el pronóstico de producción neta de gas natural para el año 2031 es equivalente al 49% de la producción bruta, considerando todas las categorías de recursos. Para el presal de la Cuenca de Santos, el porcentaje es aún menor, 28% de la proyección de producción bruta de referencia. La justificación radica en el uso de plataformas con alta demanda energética, incurriendo en un aumento significativo del uso de gas como combustible, aunque el principal factor de reducción de la producción bruta, según la EPE, sigue siendo la reinyección.

Las cifras de producción neta, sin embargo, pueden ser superiores, alcanzando los 149 millones de m³/día, si el Nuevo Mercado del Gas consigue fomentar la competencia en el sector, atrayendo inversiones relevantes en los próximos años. Este escenario de mayor disponibilidad de gas natural se basa en una mayor producción neta del combustible y una reducción relacionada en la participación de la reinyección en las unidades productivas de la Cuenca de Santos.

En el medio terrestre, la producción de gas natural provendrá, básicamente, de las cuencas de Solimões, Parnaíba y Recôncavo, junto con la Cuenca de Alagoas a principios de la década y la Cuenca de Potiguar al final del período, que representarán el 93% de la producción bruta y el 92 % de la producción neta para 2031.

inversiones totales

Las inversiones previstas en el Plan Decenal para todo el sector energético deberán alcanzar R$ 3,25 billones, la mayor parte destinada al segmento de petróleo y gas, que deberá absorber R$ 2,66 billones en el período. El mercado de gas debe atraer R$ 117,63 mil millones en inversiones en gasoductos de transporte y salida, además de terminales de regasificación y unidades de procesamiento.

Las estimaciones contenidas en la PDE también se basaron en proyecciones relacionadas con el desempeño de la economía brasileña en esta década. La EPE consideró una recuperación en los próximos años, alcanzando el PIB un crecimiento promedio anual de 2,9% en el período. En el texto, disponible en los sitios web de la EPE y del MME, técnicos gubernamentales destacan que “en el mediano plazo se espera un ambiente de mayor estabilidad que permita ampliar las inversiones, especialmente en infraestructura, y la realización de reformas, aunque que promuevan ganancias de productividad y competitividad, esenciales para el crecimiento”.

Las contribuciones se pueden hacer hasta el 23/02, utilizando el formulario disponible en el sitio web del MME.

Fuente: EnergiaHoje

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes

FSRU Exemplar, Imagen cortesía de Excelerate Energy