lunes, abril 15, 2024

Shell publica actualización de su estrategia de Transición Energética

El gigante energético Shell plc publicó, este jueves 14 de marzo, su primera actualización sobre la transición energética desde el lanzamiento de su estrategia Powering Progress en 2021.

En junio de 2023, Shell describió cómo su estrategia ofrecía más valor con menos emisiones, enfatizando parte del “más valor”. En esta actualización de la Transición Energética, Shell se ha centrado en cómo la misma estrategia genera “menos emisiones”

«Nuestro objetivo de lograr emisiones netas cero para 2050 en todas nuestras operaciones y productos energéticos está transformando nuestro negocio. Creemos que este objetivo respalda el objetivo más ambicioso del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales. La estrategia de Shell apoya una transición equilibrada y ordenada desde los combustibles fósiles hacia soluciones energéticas bajas en carbono para mantener un suministro energético seguro y asequible» dijo Shell en su comunicado.

En el marco del anuncio, Wael Sawan, director ejecutivo de Shell dijo “La energía ha hecho una contribución increíble al desarrollo humano, permitiendo a muchas personas en todo el mundo vivir una vida más próspera. Hoy, el mundo debe satisfacer la creciente demanda de energía y al mismo tiempo afrontar el urgente desafío del cambio climático. Me siento alentado por el rápido progreso en la transición energética en los últimos años en muchos países y tecnologías, lo que refuerza mi profunda convicción en la dirección de nuestra estrategia”.

Agregando “Shell tiene un papel muy importante que desempeñar a la hora de proporcionar la energía que el mundo necesita hoy y ayudar a construir el sistema energético bajo en carbono del futuro. Nuestro enfoque en el rendimiento, la disciplina y la simplificación está impulsando decisiones claras sobre dónde podemos tener el mayor impacto a través de la transición energética y crear el mayor valor para nuestros inversores y clientes. Creemos que este enfoque hace que sea más probable, no menos, que alcancemos nuestros objetivos climáticos. Al proporcionar los diferentes tipos de energía que el mundo necesita, creemos que somos el caso de inversión y el socio preferido durante la transición energética”.

Planes de transición energética Shell cubren todos sus negocios

Shell dijo que el gas natural licuado (GNL) es un combustible fundamental en la transición energética y que estaba haciendo crecer su negocio de GNL líder a nivel mundial con una menor intensidad de carbono.

«Estamos reduciendo las emisiones de la producción de petróleo y gas mientras mantenemos la producción de petróleo estable y aumentando las ventas de soluciones energéticas bajas en carbono mientras reducimos gradualmente las ventas de productos derivados del petróleo como gasolina, diésel y combustible para aviones. Como uno de los mayores comerciantes de energía del mundo, podemos conectar la oferta de energía baja en carbono con la demanda, como lo hemos hecho durante muchos años con el petróleo y el gas», dijo.

Avances en relación con sus objetivos climáticos:

El gigante energético dijo que para finales de 2023, había logrado más del 60 % de su objetivo de reducir a la mitad las emisiones de nuestras operaciones para 2030, en comparación con 2016. Esto va más allá de los objetivos establecidos por los signatarios de la Carta de Descarbonización del Petróleo y el Gas acordada en la COP28.

Indicó que sigue siendo líder de la industria en la reducción de emisiones de metano. Dijo que era una de las primeras empresas en establecer el objetivo de lograr emisiones de metano cercanas a cero para 2030.

En 2023, logró una intensidad de emisiones de metano del 0,05 %, significativamente por debajo de nuestro objetivo del 0,2 %. Y en 2023 también contribuyó al Fondo Mundial de Quema y Reducción de Metano del Banco Mundial, apoyando aún más las medidas de toda la industria para reducir las emisiones y la quema de metano.

Dijo además que en 2023, logró su objetivo de reducir la intensidad neta de carbono de los productos energéticos que vendemos, con una reducción del 6,3% en comparación con 2016: el tercer año consecutivo que alcanzó su objetivo.

Shell espera que a medida que la compañía se transforme en un negocio de energía con cero emisiones netas, su objetivo será tomar la iniciativa en la transición energética donde tiene fortalezas competitivas, ve una fuerte demanda de los clientes e identifica un apoyo regulatorio claro de los gobiernos.

Para ayudar a impulsar la descarbonización del sector del transporte, Shell dijo que se ha fijado una nueva ambición de reducir las emisiones de los clientes derivadas del uso de sus productos petrolíferos entre un 15 % y un 20 % para 2030 en comparación con 2021 (Alcance 3, Categoría 11).¹

Su enfoque en dónde puede agregar el mayor valor ha llevado a un cambio estratégico en su negocio de energía integrada. Planea desarrollar un negocio energético, incluida la energía renovable, en lugares como Australia, Europa, India y Estados Unidos, y se ha retirado del suministro de energía directamente a los hogares en Europa.

En línea con este cambio y para priorizar el valor sobre el volumen de energía, Shell dijo que espera centrarse en mercados y segmentos seleccionados. Esto incluye vender más energía a clientes comerciales y menos a clientes minoristas. Dado este enfoque en el valor, Shell espera un menor crecimiento total de las ventas de energía hasta 2030, lo que ha llevado a una actualización de su objetivo de intensidad neta de carbono.

La empresa ahora apunta a una reducción del 15 al 20 % para 2030 en la intensidad neta de carbono de los productos energéticos que vendemos, en comparación con 2016, frente a su objetivo anterior del 20 %.

Conduciendo hacia un futuro neto cero

En 2023, Shell invirtió 5.600 millones de dólares en soluciones bajas en carbono, más del 23% de su gasto de capital total.

destacando que 2023 y finales de 2025 estará invirtiendo entre 10.000 y 15.000 millones de dólares en soluciones energéticas bajas en carbono, lo que los convierte en un importante inversor en la transición energética.

Estas inversiones dijo Shell incluyen la carga de vehículos eléctricos, biocombustibles, energía renovable, captura y almacenamiento de hidrógeno y carbono. Las inversiones en nuevas tecnologías también están ayudando a reducir las emisiones de Shell y sus clientes.

Su objetivo es ayudar a ampliar las nuevas tecnologías para que sean una opción asequible para sus clientes y está centrando su promoción en áreas clave que cree que son fundamentales para la transición energética: políticas que respalden las ambiciones nacionales de emisiones netas cero, incluida la fijación de precios del carbono, el suministro de energía segura el mundo necesita, impulsando cambios en la demanda y desarrollando soluciones bajas en carbono.

¹Las emisiones de los clientes derivadas del uso de nuestros productos petrolíferos (Alcance 3, Categoría 11) fueron de 517 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO₂e) en 2023 y 569 millones de toneladas de CO₂e en 2021.

GNL GLOBAL

Compartir este Artículo

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes