jueves, junio 30, 2022

Wood Mac: la demanda de gas en Asia será la más resistente en el escenario de transición energética

El gas es uno de los combustibles fósiles más resistentes en un escenario de descarbonización acelerado, pero ¿Cómo será el camino por delante? ¿Y dónde están los posibles puntos brillantes para el crecimiento de gas y gas natural licuado (GNL)? , están son algunas de las preguntas que Wood Mackenzie responde sobre el gas natural en la transición energética.

Si bien ha sido un año difícil tanto para el gas como para el GNL, la industria apenas se recupera del impacto de la pandemia de coronavirus y la caída del precio del petróleo. De acuerdo con un reporte recientemente publicado por la consultora de energía, WoodMackenzie, el 2020 ha sido un año de transformación en el esfuerzo por limitar el calentamiento global a menos de 2 ˚C.

La consultora destaca que si bien la huella de carbono relativamente baja del gas natural le ha permitido posicionarse como el combustible más resistentes de todos los combustibles fósiles en un escenario de descarbonización acelerada, la demanda y la industria del gas natural enfrentan también riesgos dentro de la transición energética.

El gas natural y sus riesgos dentro de la transición energética

Para la consultora, a pesar de la agitación de 2020, los actores clave de la industria se han mantenido enfocados en sus objetivos de transición energética y, en algunos casos, se han fijado objetivos aún más ambiciosos.

Europa, China, Japón y Corea del Sur se han comprometido a lograr cero emisiones netas para 2050 o 2060. Mientras que en los Estados Unidos podría estar buscando recuperar un papel de liderazgo en la lucha contra el cambio climático bajo la administración de Joe Biden.

Para la consultora, la demanda máxima de gas se está convirtiendo cada vez más en una cuestión de cuándo?.

En su reporte, WoodMackenzie explica que en un mundo bajo el escenario AET-2, la demanda mundial de gas alcanzará su punto máximo a mediados este año debido a la presión de las energías renovables y el almacenamiento de energía, las mejoras de eficiencia y las nuevas tecnologías (ver gráfico).

A chart showing Wood Mackenzie's forecasts for global carbon emissions to 2040

Escenario 2 de transición energética acelerada (AET-2): que considera una posible vía para limitar el calentamiento global a menos de 2 ° C para 2050.

Asimismo, Wood Mackenzie plantea que en el escenario AET-2, el hidrógeno verde cambiará las reglas del juego a largo plazo, debido a que se utilizará cada vez más como fuente de energía en los sectores del transporte, la calefacción, la industria y la energía, alcanzando el 10% de la demanda total de energía primaria para 2050.

Mientras tanto, en su escenario o caso base, que es consistente con un aumento de 3 ° C en la temperatura, la demanda de gas natural podría crecer un 1,5% en los próximos 20 años.

La demanda de gas en Asia seguirá creciendo

De acuerdo con la consultora, el gas natural seguirá desempeñando un papel clave en la reducción de las emisiones de carbono en aquellas regiones donde el carbón aún domina, particularmente en Asia, donde la proporción de carbón supera el 40%.

Cambios en la demanda de gas entre el 2019 y 2040 (bajo los dos escenarios considerados)

Como resultado, Wood Mackenzie indica que Asia será la sala de máquinas para el crecimiento y representará una cuarta parte de la demanda mundial de gas para 2040 bajo el escenario AET-2.

Sin embargo, la consultora advierte que a largo plazo, los niveles incrementales de reducción de carbono requerirán un menor uso de gas natural, y la demanda asiática disminuirá después de 2030.

De acuerdo con Wood Mackenzie, la demanda asiática de GNL será respaldada por una caída en la producción nacional y las limitadas importaciones por tuberías.

En China, el desarrollo de la desafiante exploración de gas comprimido y esquisto se ralentizará. Incluso algunos de los proyectos convencionales no se materializarán a medida que se intensifique la competencia.

La disminución de la producción nacional indica que se acelerará a principios de la década de 2030, impulsada por la falta de esfuerzos de exploración.

En Indonesia, los precios reprimidos desalentarán a los operadores de la exploración geológicamente desafiante. Las importaciones por tuberías a China también serán limitadas.

Para Wood Mackenzie, el GNL barato ejercerá presión sobre la expansión de las costosas importaciones de Asia Central. La menor oferta nacional y las importaciones de gasoductos significarán que la demanda asiática de GNL será más resistente que la demanda de gas; la disminución comenzará solo a partir de 2035.

Europa seguirá dependiendo en gran medida del gas importado

De acuerdo con Wood Mackenzie, la producción nacional europea continuará su declive a medida que maduren los campos heredados. Agregando que algunos de los proyectos de mayor costo tendrán dificultades para generar valor y no se materializarán.

Según la consultora, Europa dependerá en gran medida de las importaciones, principalmente de GNL y gas canalizado ruso. Como una de las fuentes de suministro más baratas, los suministros procedentes de Rusia estarán posicionada para tomar una participación dominante en el mercado europeo. Sin embargo, la política de competencia de la región y los esfuerzos de diversificación probablemente limitarán la participación del mercado ruso a menos del 40%.

La menor producción nacional y las importaciones rusas limitadas proporcionarán espacio para las importaciones de GNL en Europa, a pesar de una demanda de gas sustancialmente menor.

En los EE. UU., la transición energética desplazará la curva de costos de suministro

La demanda de gas de América del Norte alcanzará su punto máximo a mediados de 2020 en el escenario AET-2.

Henry Hub encontrará algo de apoyo en el mediano plazo: una menor producción de petróleo ajustado debido a los bajos precios del petróleo significará que se requerirá gas seco más caro y, como resultado, la curva de oferta interna se desplazará hacia la izquierda.

Sin embargo, Wood Mackenzie señala que la reducción a largo plazo de la demanda de gas ejercerá presión sobre Henry Hub, lo que respaldará la competitividad de las exportaciones estadounidenses en el mercado mundial.

GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes

FSRU Exemplar, Imagen cortesía de Excelerate Energy