martes, diciembre 6, 2022

Wood Mackenzie: Japón perderá la primera posición como importador de GNL para 2022

De acuerdo con un informe publicado por la consultora Wood Mackenzie, Japón podría perder su posición como el principal importador mundial de gas natural licuado (GNL) a partir de 2022.

Según Wood Mackenzie, para 2020, se espera que las importaciones de GNL en Japón disminuyan en un 12% en comparación con 2018 a 72,8 millones de toneladas por año (mmtpa), mientras que el volumen de importación de China aumente en un 37,5% a 74,1 mmtpa.

Asimismo, la consultora cree que los compradores japoneses continuarán tomando el liderazgo en la innovación de contratación con desarrollos tales como acuerdos híbridos, indexación de carbón, adquisiciones conjuntas y cargamentos neutros en carbono. A medida que varios contratos a largo plazo culminen a principios de la década de 2020 y con la liberalización del mercado de gas y electricidad en marcha, esta innovación proporcionará a los compradores un mayor apalancamiento y oportunidades en las futuras discusiones de contratación.

La analista senior Lucy Cullen señaló que “Las importaciones japonesas se mantendrán por encima de 70 mmtpa durante gran parte de los años 2020’s. Japón seguirá siendo el segundo mayor consumidor de GNL en el mundo hasta al menos 2040, con una demanda que aún supera los 60 mmtpa. Como tal, Japón aún brinda amplias oportunidades para los vendedores de GNL, particularmente cuando los contratos existentes expiren ”.

Agregando «La disminución de las importaciones japonesas será impulsada por la competencia del carbón, la energía nuclear y las energías renovables en el sector eléctrico y el lento crecimiento macroeconómico».

Según Wood Mackenzie, a pesar de los bajos precios observados en el GNL spot, el mercado de electricidad de Japón no favorece el cambio de carbón a gas a gran escala.

Japón continuará bien suplido debido a sus contratos a largo plazo hasta principios de 2020. Como resultado, el costo promedio del gas para las empresas de servicios públicos japoneses se mantendrá muy por encima del precio spot y el carbón seguirá siendo la forma más barata para la generación de electricidad, después de la energía nuclear y las fuentes de energía renovables en una base de costo marginal a corto plazo.

Bajo el 5º Plan Estratégico de Energía de Japón (2018), el gobierno apunta a disminuir la generación de gas y carbón (hasta 27% y 26% de acciones, respectivamente) y compensar con una mayor generación nuclear de bajo carbono y renovable.

“La marea parece estar cambiando debido a las crecientes restricciones a la financiación y la construcción de carbón. Como tal, esperamos que este objetivo de política y una participación tan robusta del carbón en la matrix de generación sean cada vez más difíciles de sostener. Esto mejoraría la perspectiva para el GNL «, señaló Cullen.

En el frente nuclear, Japón reinició cinco plantas solo en 2018. Con los próximos reinicios programados para mediados de 2020 y 2021, esto presionará a la baja los requisitos de importación de GNL a principios de 2020. Aunque los cortes nucleares seguiran siendo un riesgo en este período si las medidas antiterroristas no se cumplen a tiempo.

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes