lunes, diciembre 5, 2022

Brote del coronavirus deja fuera de curso a cuatro buques de GNL con destino a Asia

SINGAPUR (Reuters) – Cuatro buques cargados con gas natural licuado (GNL) con destino al norte de Asia han cambiado de destino o se han desviado después de que el brote de coronavirus afectará la demanda de gas en China, el segundo mayor comprador mundial de combustible súper refrigerado, dijeron cinco fuentes a Reuters.

Adicionalmente, 15 buques de GNL también están marcados como «almacenamiento flotante» a nivel mundial, con 11 de ellos dispersos por Asia, dijo a Reuters Rebecca Chia, analista de GNL de la firma de inteligencia de datos Kpler.

El brote de coronavirus que ha afectado a unas 60,000 personas en todo el mundo ha tenido un gran impacto en la demanda de todo tipo de energía y se ha sumado a la debilidad en un mercado de GNL, ya deprimido por el clima templado.

El principal comprador de GNL de China, China National Offshore Oil Corp (CNOOC), ha invocado fuerza mayor para suspender contratos con al menos tres proveedores de GNL, luego del virus, dijeron dos fuentes a Reuters el 6 de febrero.

Esto ha llevado a los precios spot de GNL de Asia a un mínimo histórico de menos de US$ 3 por millón de unidades térmicas británicas (mmBtu) la semana pasada y obligó a las empresas a buscar compradores alternativos para estos cargos.

Tres de los cuatro buques tanque de GNL cargados desde Qatar y uno en Omán y originalmente mostraban «Far East » como su destino, dijeron las fuentes, hablando bajo condición de anonimato.

Dos de ellos llegarán ahora a la terminal de South Hook en el Reino Unido, mientras que otro hizo un giro en U en el Mar Arábigo y se encuentra en el Golfo de Omán, de regreso al Golfo, dijo Chia de Kpler.

El petrolero de Qatargas, Mekaines, que cargó desde el puerto Ras Laffan el 5 de febrero, con destino a Asia, dio un giro en U en el Mar Arábigo el 10 de febrero y se dirige de regreso al Golfo, según los datos de seguimiento de buques de Kpler y Refinitiv.

El ministro de energía de Qatar dijo en una declaración el miércoles que las compañías de energía del país están «activamente involucradas» en atender solicitudes para reprogramar o redirigir las cargas de petróleo y gas de Qatar a China.

De las 15 embarcaciones marcadas como flotantes, dos están en el Medio Oriente, dos en el oeste de Australia y 11 dispersas por Asia, dijo Chia de Kpler.

Kpler clasifica a los petroleros como almacenamiento flotante si cargaron el GNL hace más de cinco días y viajan a baja velocidad durante un período prolongado, entre otros factores.

Hasta el brote de coronavirus, era inusual ver buques de GNL flotando en el mar durante esta época del año, agregó.

Con los depósitos de gas casi llenos en Japón y Europa, donde los buques de GNL suelen encontrar homes, estos cargos quedan varados en el mar, dijeron los comerciantes.

«Algunas de estas cargas fueron compradas por (compañías chinas) que ahora ya no pueden recibirlas y con el almacenamiento lleno en todas partes, no hay más remedio que flotar», dijo un comerciante con sede en Singapur.

En general, el almacenamiento de GNL en buques se considera más riesgoso que mantener el petróleo crudo en el agua, dados los mayores costos de almacenamiento y el hecho de que las cargas de GNL se degradan con el tiempo a través de la evaporación.

Informes de Jessica Jaganathan, informes adicionales de Ekaterina Kravtsova en LONDRES; edición por Jason Neely y Barbara Lewis | Traducción y edición al Español por GNL GLOBAL

Artículos Relacionados

spot_img

Noticias Recientes